Los hechos no mienten

Los usuarios mostraban interés en el contenido, pero el carrito de la compra no convertía. El equipo de Skingdom deseaba saber el porqué, y dar un giro a esta situación Su objetivo era elevar la conversión del 0.1% al 1% con un rediseño basado en los hallazgos de la investigación.

Date
2017
Client
Skingdom
URL
skingdom.com

Cash in, pero sin perder la esencia

Una visión clara de valor es lo que guía el buen diseño

Skingdom es un app que recomienda productos de cosmética basándose en un diagnóstico generado a partir de un detallado cuestionario. Desde el punto de vista negocio el valor está en el contenido personalizado. Este ayuda a las usuarias a comprar el producto de manera más cómoda y económica, si no también a navegar entre la infinidad de opciones existentes en el mercado.  Su visión, muy clara desde el principio, era la de aumentar la conversión, pero sin transformar el producto en una “simple tienda”.

La organización de las sesiones, la descripción de la usuaria target y la segmentación fueron impecables. El equipo Realized nos ayudó mucho a entender las motivaciones de nuestras clientes y a mejorar el producto.
Elena Martin, CEO Skingdom

El proceso y cada una de sus etapas


El proyecto con Skingdom empezó por ayudarles a enmarcar el reto que tenían por delante. Si bien la visión de no querer perder el valor de ‘coaching’ que ofrecían a sus usuarios era muy clara, la manera de alcanzarla no estaba bien definida.   Para empezar, era necesario entender quienes eran los usuarios a quien tenían que dirigirse durante este primer esfuerzo de conversión. Para luego explorar sus motivaciones, hábitos y comportamientos. Esto nos permitiría diseñar una interfaz de producto que reflejase sus necesidades reales.  Por otro lado, también era necesario evaluar la interfaz de la aplicación actual e identificar dónde fallaba en términos de usabilidad. Esto nos permitiría eliminar las ‘grandes piedras’ del camino, es decir, saber qué problemas de interfaz tenía. Además , basándonos en una evaluación de usabilidad podríamos profundizar más en las conversaciones con las usuarias.


En la siguiente etapa del proceso hicimos sesiones de Active Testing. En ellas se trató de ganar este conocimiento directamente de las usuarias. Respondimos así a las preguntas que el análisis de la interfaz no nos permitía contestar.  El trabajo con el equipo de Skingdom fue muy cercano, se involucraron en todos los pasos, desde la aterrizaje de la visión y de las proto-personas, hasta la observación directa de las entrevistas, lo que les proporcionó el conocimiento de primera mano de sus usuarios.  El resultado fue un rápido aprendizaje y la capacidad de tomar conjuntas sobre el nuevo diseño basadas en la observación. Además, idearon juntos eliminando así la necesidad de generar informes y reuniones, ganando en agilidad y eficiencia.

No somos grandes, tampoco queremos serlo

Dos estudios, un único equipo

Usamos cookies para mejorar tu navegación. Si continuas navegando entendemos que aceptas su uso. Más información.

Cerrar